web analytics

La vida erótico coital en las relaciones de pareja

por Marynés Salazar Gutiérrez (Phd) – Psicóloga clínica/ Especialista en Sexualidad/ Terapeuta Familiar/ Master en Ciencias Políticas/ Doctora en Ciencias de la Educación

intimidad fisica

Los comportamientos eróticos son frecuentes en la vida de los adultos jóvenes y junto a ello la preocupación por temas relacionados con la respuesta sexual, el encuentro coital,  sus funciones y sus disfunciones. Aunque dedicaré otro artículo  a abordar estos temas, mencionaré acá algunos tópicos que considero deberían ser informados a los jóvenes y  de dominio de los adultos jóvenes:

 

El cerebro del varón y de la mujer es el órgano sexual por excelencia, pues será él en definitiva que viabilice o no las sensaciones producidas en el circuito sexual compuesto por el hipotálamo, la hipófisis y las gónadas. Por su parte, la piel en toda su extensión, es el órgano erógeno por excelencia, pues recogerá la información a ser transmitida por este circuito sexual.

El cuerpo del varón y de la mujer está preparado para experimentar sensaciones placenteras a nivel corporal y genital desde que llega a este mundo. Las terminaciones nerviosas están distribuidas para ello en todo nuestro cuerpo y focalizadas, sobre todo en la región genitoanal.

 

Las primeras reacciones de erección del varón y de la mujer, e incluso de consecución de orgasmos, suelen aparecer en los primeros meses de vida, buscarse sin censura ni morbo en la niñez, buscarse con censura y culpa en la juventud, y regularse y adecuarse a los valores de la intimidad en la adultez.

 

La respuesta sexual se manifiesta en cinco fases que son el deseo o energía que nos impulsa a buscar la completitud a través de momentos de placer, la excitación que genera cambios fisicoquímicos en nuestro organismo y prepara nuestros genitales para un posible encuentro coital, la meseta que genera cambios físico químicos en nuestro organismos preparándolo para el climax, el orgasmo  que genera la liberación de la tensión físico química  acumulada en el organismo a través de contracciones genitoanales que generan placer, y la resolución que es el retorno del cuerpo a su estado primitivo si es que no se continúa con la estimulación erótica.

 

La regulación de la respuesta sexual no es innata, pues para lograr encuentros satisfactorios de pareja, hombre y mujer deben conocer su propia capacidad de consecución orgásmica. El varón debe aprender a retardar el tiempo de meseta y la mujer a acelerar  el tiempo de excitación y eso sólo se logra con la práctica, ya sea solitaria o en pareja.

 

El desconocimiento de estas sencillas consideraciones  y la presión por el funcionamiento óptimo al que suele someter nuestra sociedad con el bombardeo de información erotizadora, hace que muchas personas se vean envueltas en disfunciones sexuales  generadas por el temor a fallar.  Estas disfunciones, por suerte son reversibles si es que no conllevan problemas físicos de por medio, sin embargo, el haberlas vivido deja secuelas en la vida de las personas si es que no se termina de resolver los conflictos emocionales subyacentes.

 

La formalización social de las relaciones de pareja, suele ser otro hito  en la vida del adulto joven, las formas de hacerlo dependerán de los mandatos de cada cultura. Sea que se trate de una ceremonia espiritual, civil o religiosa la que comprometa la elección de pareja, con ella se está asumiendo, de manera implícita el permiso social para crear, recrear y /o procrear en la intimidad. Este hecho implica sostener la suficiente madurez como para generar un nuevo núcleo familiar y, por lo tanto ejercer y ayudar a ejercer los derechos sexuales y los derechos reproductivos de nuevos integrantes de este mundo.

Be Sociable, Share!

    Comenta


    tres − = 1

    • Revistas Comunidad Sexual Joven

      ¿Quieres acceder a las revistas? Puedes hacerlo desde este link: Revistas Comunidad Sexual
    • Etiquetas

    • Nuevos

    • Categorías